Los pacientes con cáncer deben cuidar aún más su salud durante la pandemia, para evitar las complicaciones que afecten su organismo.

El virus que ataca al mundo entero desde principios de2020, resulta ser más agresivo y peligroso para pacientes con patologías. Entre ellos, a los pacientes con cáncer (de cualquier tipo), ya que el impacto de la pandemia hacia estos enfermos ha sido duro. Deben comenzar a triplicar, si es posible, las medidas de seguridad para evitar contagiarse.

Si esto ocurre, se pueden presentar una serie de complicaciones que terminarán por empeorar la enfermedad. Hasta en el peor de los casos, los llevaría a la muerte. Es por ello, que hemos preparado esta guía con algunos consejos para que se tomen las medidas preventivas.

¿Cómo tratar pacientes con cáncer ante el riesgo de infectarse con el virus?

Sin duda alguna, es posible que tener esta enfermedad aumente el riesgo de contagiarse con el agente patógeno. Aunque, también hay otros factores que podrían influir en ello, como por ejemplo, tener un sistema inmunitario débil, una avanzada edad y otras complicaciones de salud.

Las personas con cáncer en la sangre, corren un riesgo aún mayor de infectarse de forma más prolongada y llegar hasta la muerte por el virus, en comparación con aquellos que tienen tumores sólidos. Cuando se trata de leucemia, hay una concentración de células inmunitarias que podría ser demasiado baja. Esto genera una incapacidad de producir suficientes anticuerpos para luchar contra la infección.

Hasta los momentos, lo que no se ha podido asegurar es que, si alguien tiene antecedentes de cáncer, es decir, si lo superó, pueda contraer el virus. En todo caso, deben dirigirse hasta su médico especialista y consultarle.

tips-de-prevención-del-virus-para-pacientes-con-cancer-higiene-manos-insumosfirstpro.com

¿Pueden los pacientes con cáncer vacunarse contra el virus?

Con la nueva oleada del virus, ya comienzan a distribuirse y aplicarse las vacunas contra él en casi todos los países. Lo que recomiendan los expertos en el tema, es que todos cumplan con los requisitos para recibir su antídoto. Pero, ello será para aquellos que no tengan contraindicaciones, es decir, reacciones alérgicas graves a cualquier componente del inmunógeno.

Por supuesto que, aquí se incluyen a los individuos que tienen problemas médicos preexistentes, como los tumores malignos. Tampoco deben aplicarla aquellos que participan en estudios clínicos del cáncer, aunque deben consultar con algún equipo de investigación del estudio clínico. Deben prever las cantidades necesarias de vacunas para darles un poco de tranquilidad a los pacientes oncológicos en el Perú, en este caso.

Por su parte, en el caso de quienes recibieron recientemente tratamiento contra el cáncer que inhibe el sistema inmunitario, como la quimioterapia, la terapia celular, o los trasplantes de médula ósea y de células madres, su médico podría indicarle que debe esperar a que su sistema inmunológico pueda recuperarse para poder vacunarse.

Por los momentos, los estudios que se han realizado a la vacuna, se pudo demostrar tanto seguridad como eficacia, en pacientes con padecimientos preexistentes que podrían aumentar su riesgo de contagiarse y en las que no están enfermas. De hecho, los antígenos para otras infecciones también son igual de seguras para las personas con carcinomas.

Asimismo, se han realizado muchos estudios más acerca del patógeno en los que, la mayoría excluyeron a los individuos con esta enfermedad. Esto quiere decir, que todavía se necesitan más datos que arrojen seguridad y eficacia en los inmunógenos contra el virus para esta parte de la población.

Los expertos piensan que los pacientes con cáncer y con inmunización, puedan tener una respuesta muy leve al antígeno.

tips-de-prevención-del-virus-para-pacientes-con-cancer-usar-mascarilla-y-guantes-desechables-insumosfirstpro.com

¿Cómo se puede proteger del virus una persona con cáncer?

No solo la vacuna va a proteger a la población, una de las formas más seguras de protegerse es evitar la exposición al virus. Quienes tienen el más alto riesgo de infectarse, deben tratar de no tener contacto con otros individuos. Además de ello, debe seguir una serie de medidas, como lo son:

  • El buen uso de mascarillas que cubran completamente la nariz y la boca.
  • Mantener distancia física de dos metros con las personas con las que no convive.
  • Colocarse la vacuna.
  • Evitar al máximo asistir a reuniones o estar presente en multitudes, así como también estar en espacios con poca ventilación.
  • Mantener la higiene frecuente de las manos, lavándolas muy bien con agua y jabón, o usar un buen gel desinfectante de manos.
  • Al toser o estornudar, debe cubrirse la boca y la naíz con una toalla que luego debe descartar. También puede usar la parte del codo.
  • Debe limpiar y desinfectar todos los días las superficies de la casa que más se tocan con frecuencia.
  • Estar alerta a cualquiera de los síntomas del virus.
tips-de-prevención-del-virus-para-pacientes-con-cancer-seguir-tratamiento-insumosfirstpro.com

¿Qué hacer si presenta síntomas de infección?

Si una persona con cáncer, tiene la sospecha de que puede estar contagiado con el virus por alguno de los síntomas, debe aislarse completamente de forma inmediata y llamar a su médico especialista. Lo más seguro, es que éste le recomendará que se realice la prueba PCR, con el fin de poder determinar si las sospechas son ciertas.

Como son momentos de mucha tensión por el hecho de padecer cáncer y de haberse contagiado con el virus, puede que sea una situación difícil de afrontar. También puede que aparezcan una serie de sentimientos de tristeza o impotencia a los que no está acostumbrado.

Para ello, solo se aconseja mantener la calma y tratar de contactar a un especialista que le brinde ayuda con técnicas para sobre llevar la situación.

¿Cuáles son los signos a los que se debe estar atento?

Algunos de los síntomas más habituales a los que hay que estar atentos son los siguientes:

  • Fiebre.
  • Sensación de cansancio y debilidad.
  • Tos seca.

Mientras tanto, los que son menos comunes son un poco más fuertes y es entonces, donde hay que recurrir a una consulta médica. Estos son:

  • Dolores generales y molestias.
  • Diarrea.
  • Ardor o dolor de garganta.
  • Dolor de cabeza.
  • Conjuntivitis.
  • Pérdida del olfato y el gusto.
  • Erupciones en la piel.

¿Qué deben comer los pacientes con cáncer en tiempos de pandemia?

Según investigaciones realizadas por nutricionistas y academias de nutrición y dietética, ninguna alimentación puede evitar el contagio o curar a una persona con el virus. Sin embargo, sí son importantes los alimentos que ingiere un paciente con cáncer, a fin de fortalecer su sistema nervioso e inmunológico. Esto le ayudará a poder asimilar mejor las vitaminas y las propiedades.

En todo caso, las recomendaciones para la alimentación y otros hábitos saludables que deben tener está basada en:

Mantener buena hidratación

Sin lugar a dudas, el agua es vida y es por ello, que el cuerpo debe mantenerse lo más hidratado posible. Son por lo menos 1,8 litros de líquido al día mínimo que debe ingerir la persona, sobre todo si es de avanzada edad. Otros líquidos también funcionan, pero principalmente, el agua es el que más se recomienda.

Ingesta de frutas y hortalizas

Esta debe ser, de tres raciones de frutas al día y dos de hortalizas. Si el enfermo cumple con este consumo a diario, podría notar una mejoría en su estado de ánimo y alivio de algunos síntomas.

Consumo de productos integrales y legumbres

Los cereales integrales que son procedentes del grano entero, tales como, pasta integral, arroz integral y el pan integral, son ideales para incluir en la dieta diaria. De igual manera, las guisadas y legumbres, cocinadas con verduras.

Incluir lácteos bajos en grasa

Aunque estos productos son excelentes por sus propiedades, hoy en día hay un poco de controversia con ese tema entre los especialistas. Algunos opinan que no se ha comprobado aún que, lácteos fermentados puedan ayudar de cierta manera a prevenir o disminuir el riesgo de infección (así como alimentos envanecidos por ser excelentes fuentes de probióticos).

Alimentos de origen animal

Consumir carnes de 3 a 4 veces por semana; la carne roja debería ser solamente 1 vez a la semana. Con respecto a los pescados (o pollo), se pueden consumir  de 2 a 3 veces por semana, los huevos de 3 a 4 veces y el queso de forma diaria.

Todo ello, se debe hacer dentro del marco de una dieta saludable, por supuesto que siempre eligiendo entre las carnes, las de pollo, pavo, etc. La carne magra y de conejo también se recomienda y evitando consumir embutidos y carnes grasas.

Frutos secos, semillas y aceite de oliva

Estos productos alimenticios son perfectos para complementar las comidas, haciendo que no solo sean deliciosas, sino que, también aportan grandes cantidades de proteínas, sobre todo las nueces y las avellanas.

No consumir productos precocinados y comida rápida

La comida rápida como las pizzas, lasañas, canelones, etc., no son muy recomendados como alimentos saludables. Contienen una gran densidad energética, debido a las grasas y los azúcares (a menos que sean elaborados con masa madre y harinas integrales o centeno).

Generalmente, este tipo de comidas, como hamburguesas, hot dog, etc., no son recomendados para individuos sanos, mucho menos para consumirla en períodos de aislamiento y para personas enfermas de cáncer.