Las viviendas multifamiliares corren mayor riesgo de contagio por el virus, por lo que se debe aplicar mayores medidas de seguridad.

Cuando hablamos de viviendas multifamiliares, nos referimos a los condominios, apartamentos, dúplex, cuádruplex, casas adosadas, entre otras y sí, hay muchos tipos de residencias. Todas estas, son un verdadero foco en el que se puede alojar el virus, debido al número de personas que las ocupan.

Es por este motivo, que hemos desarrollado estas recomendaciones para mostrar las medidas de prevención pertinentes para evitar los contagios. De este modo, los propietarios y operadores de estos inmuebles podrán aplicarlo eficazmente.

Las especificaciones en las que vamos a hacer más énfasis, son para aquellos domicilios en las que viven adultos mayores. Debemos recordar que, ellos pertenecen a la población de alto riesgo y necesitan mayores cuidados. El tema se dirige a las viviendas multifamiliares que se encargan de atender a los adultos mayores, y a personas con discapacidades, entre otros.

anciana-recibiendo-atención-insumosfirstpro.com

¿Qué consecuencias trae el virus en las viviendas multifamiliares?

Como ya lo dijimos antes, los adultos mayores y personas con poca movilidad, pertenecen a esa parte de la población que está más propensa a contraer el virus. Si no se tienen los cuidados necesarios, cualquiera de ellos podría resultar infectado y terminaría infectando a los demás. Las consecuencias que podría traer un mal manejo de la seguridad son muchos, entre ellos tenemos:

  • La persona puede enfermar por causa del virus por lo que, habría que hospitalizarlo, requiriendo cuidados intensivos y hasta un respirador que lo ayude a respirar; pues podría morir.
  • Además de ello, las afecciones subyacentes también es otro de los motivos por los que cualquiera de los ocupantes podrían contagiarse o empeorar sus condiciones.
  • Tanto los ancianos como las personas que sufren dolencias subyacentes, corren riesgos muy similares. Por lo tanto, todos deberían asumir las medidas de protección por igual.

La convivencia con grandes números de personas en espacios reducidos, las actividades comunitarias y otros espacios comunes, pueden aumentar el riesgo de propagación e infección.

Propagación del virus en lugares de cuidados y domicilios compartidos

A más de un año estando en confinamiento, ya todos sabemos cómo se propaga, pues lo hemos leído hasta el cansancio. Sin embargo, no está de más recordar; que éste se extiende de persona a persona, mediante las gotitas respiratorias que se liberan cuando se habla, se tose o se estornuda.

Al mismo tiempo, al tocar una superficie que esté contaminada con el virus, se puede infectar. Es por eso que, siempre se seguirá recomendando la adecuada higiene de las manos y otras medidas de prevención.

Hasta los momentos se conoce que hay personas contagiadas con síntomas, pero también, están las asintomáticas. Poseen el virus y pueden propagarlo sin presentar malestar alguno.

recomendaciones-para-dueños-de-viviendas-multifamiliares-higiene-manos-insumosfirstpro.com

¿Cómo crear un plan de seguridad ante el virus en estas viviendas multifamiliares?

En medio de una pandemia, los dueños de este tipo de inmueble, deben prepararse para hacer una identificación entre las personas que corren mayor riesgo de infectarse gravemente.

Pueden organizar un plan de contingencia ante el brote, para evitar al máximo los contagios. Deben tener en cuenta todas las necesidades que tengan los residentes, tales como, el deterioro cognitivo o la falta de acceso al uso de la tecnología.

Organizar un plan de medidas es muy fácil así que, solo hace falta un poco de sentido común y ya se podrán poner en práctica:

Promover los comportamientos que eviten la propagación

Los administradores de las viviendas multifamiliares, deben alertar a cada uno de los ocupantes, para que pongan en práctica los buenos hábitos. Éstos ayudarán a reducir la expansión del virus si se cumplen de la manera adecuada.

El enfoque de esta capacitación también podría ser individualizado, con especial atención en las personas con discapacidades físicas e intelectuales, o que tengan poco acceso a la información. Puede que una parte de los residentes, necesiten tener un mayor contacto con los proveedores de servicio, es decir, con enfermeros, terapeutas, etc.

El aislamiento voluntario o confinamiento cuando corresponda

Es muy difícil mantenerse encerrado cuando se está acostumbrado a ser libre, sin embargo, por el bien propio y de todos, es mejor seguir las recomendaciones:

  • Explicar detalladamente a los ocupantes por qué y cuándo deben quedarse en casa o aislarse de manera voluntaria.
  • Alentar constantemente a quienes tengan los síntomas asociados al virus a quedarse en casa y solamente salir cuando sea estrictamente necesario.
  • Enseñar sobre la adhesión a los consejos sobre el manejo de las mascotas o animales de servicio que también conviven con la familia.
  • Considerar las circunstancias para que el distanciamiento social resulten más llevaderas para las personas con poca movilidad.
  • Cuando alguno de los residentes ha estado en contacto recientemente con alguien infectado, debe mantenerse en aislamiento social por lo menos por unos 14 días.
viviendas-multifamiliares-alentar-uso-de-mascarillas-insumosfirstpro.com

El uso de mascarillas

Como propietario de la vivienda, es tu responsabilidad el incentivar a los residentes a que usen correctamente el cubreboca, tanto en público como en las áreas comunes. Asimismo, tienen el deber de usarla los trabajadores y los visitantes.

Aconsejar a todos los ocupantes a que no se acerquen a aquellas personas que no usan tapaboca. Algo que se debe tomar en cuenta, es que, los cubrebocas no las pueden usar todas las personas. Algunos de ellos son quienes sufren de dificultades sensoriales, cognitivas o conductuales.

Por otra parte, los niños menores de 2 años tampoco la pueden usar, así como también las personas con dificultades respiratorias o que no puedan quitársela sin ayuda.

Alentar al distanciamiento físico

Estamos acostumbrados a interactuar con las personas que nos rodea, pero por ahora, lo mejor será estar más lejos. Esto quiere decir que:

  • Puedes implementar un plan en el que, coloques carteles en sitios estratégicos que apunten a mantener una distancia prudencial de 1 a 2 metros.
  • Evitar que haya encuentros de más de 10 personas en una sola estancia de la vivienda.
  • Explica a los residentes que los saludos deben ser de lejos con la mano, no abrazarse, ni besarse.
  • Recordar a los ocupantes, que deben mantenerse a cierta distancia de las personas con las que no conviven.

Garantizar suficiente abastecimiento de suministros en áreas comúnes

Será necesario que puedas promover los hábitos de una higiene saludable, a través de los suministros indispensables como lo son, jabones, desinfectantes de manos con 60% de alcohol, pañuelos desechables, toallas desinfectantes, mascarillas y cestos de basura con tapa y pedal.

Coloca carteles y avisos informativos

Éstos deben distribuirse de manera estratégica y que sean bien visibles. Pueden estar ubicados en la entrada, las escaleras, ascensores, en los baños, etc. Deben promover la protección diaria y constante.

¿Cómo mantener un ambiente saludable en las áreas comunes de estas residencias?

Proporcionar un ambiente saludable y seguro en este tipo de construcciones en las que viven muchas personas, es muy fácil. Solo se deben considerar algunas estrategias, tales como:

  • Garantizar una buena ventilación: si la vivienda no cuenta con suficiente ventilación, debes considera en actualizarlo, o tomar ciertas medidas que ayuden a aumentar la circulación de aire puro hacia el interior. Es de esa manera como de reduce el riesgo de posibles contaminantes que pongan en peligro la salud de quienes allí viven.
  • Verificar que cuenten con un sistema de agua seguro: de esa manera se puede descartar la presencia de plomo y cobre en el agua, para evitar que se propague la enfermedad del legionario y otras que pueden estar asociadas con el agua. Al mismo tiempo, garantizar que los bebederos siempre estén limpios y desinfectados.
recomendaciones-viviendas-multifamiliares-limpiar-superficies-insumosfirstpro.com

Promover la limpieza de espacios en las viviendas multifamiliares

El propietario o los administradores de estos inmuebles deben llevar a sus habitantes, el incentivo de cuándo y cómo limpiar todas las superficies y objetos que hay en el hogar.

Los productos que vayan a utilizar, deben contener jabón o un detergente que tenga la capacidad de reducir la cantidad de gérmenes o agentes patógenos. Sobre todo en las superficies  y objetos, que son los lugares en los que más se puede alojar el virus.

Básicamente, en casi todas las situaciones, solo hace falta limpiar para eliminar las partículas de virus presente en las superficies. Por ello, para hacerlo de forma correcta se debe tomar en consideración lo siguiente:

  • Limpiar todas las superficies y objetos que se tocan con más frecuencia. Esto debe ser diariamente y después de cada uso, sobre todo si han recibido visitas.
  • Concentrar la limpieza en objetos que más se tocan, por ejemplo, manijas, interruptores de luz, mesas, teléfonos, controles remotos, etc.
  • Las partes de la casa que estén más visible el sucio se tienen que limpiar a profundidad o según sea los necesario. Si hay personas con riesgo de contagiarse se puede pasar al proceso de desinfección.

¿Cómo limpiar el inmueble compartido cuando hay una persona enferma?

Si uno de los miembros de la casa, está enfermo o recientemente recibió una visita de alguien que resultó positivo para el virus, debe proceder a armar un plan más estricto de cuidados.

Hay que limpiar y desinfectar a profundidad total cada superficie y espacio de la vivienda. Así lo harás del mismo modo que hemos explicado antes, pero la diferencia es que, solo debes hacerlo con más frecuencia. No solo limpiar, también será necesario desinfectar con los productos adecuados para cada superficie y tomando en cuenta las instrucciones del fabricante de dicho producto. Al limpiar y desinfectar, debe usar los elementos indicados para esa tarea, tales como:

  • Uso de mascarillas y guantes de látex.
  • Colocarse gafas protectoras para evitar salpicaduras de los productos.
  • Utilizar una indumentaria adecuada para la limpieza.
  • Contar con contenedores de basura con pedal para evitar tocarlo con las manos.

Con todo lo reseñado en nuestra guía, tenemos la certeza de que podrás lidiar con el virus dentro de tu vivienda. Evitarás que las personas que comparten el techo puedan correr mayores riesgos y, por supuesto, también te cuidarás.

Abrir chat