En el ambiente existen distintos agentes como las bacterias, infecciones y virus que nos acompañan a donde quiera que vamos, sin que nos demos cuenta y para ello, hay que limpiar y desinfectar las superficies de la casa profundamente

Generalmente, para evitar que podamos contagiarnos con algunos de ellos, es necesario limpiar y desinfectar las superficies de la casa, siguiendo una serie de normas de higiene, cosa que la mayoría de las personas dejan pasar por alto y sin darle la menor importancia. En la actualidad, con la llegada de la pandemia por la que estamos pasando desde que comenzó el año 2020, esas medidas de higiene se han tenido que reforzar de forma obligatoria, ya que este virus significa un verdadero peligro que pone en riesgo la vida de muchas personas.

Se propaga de manera rápida, tal y como lo hace una gripe y la podemos arrastrar desde el lugar de trabajo o cualquier otro sitio hasta llevarla a nuestro hogar. Si no tenemos los cuidados necesarios dentro de la casa, podemos terminar contaminando todo lo que hay en ella, incluyendo a las personas que conviven con nosotros. Para que el hogar quede absolutamente libre de virus y microbios, es necesario hacer una limpieza profunda y, posteriormente una desinfección cuidadosa, de esta manera, podremos asegurar la buena salud de todos los que viven en ella.

Desinfectar y limpiar la casa

La precaución es el primer paso que debemos dar para evitar que cualquier virus nos alcance, por lo tanto, como ya lo dijimos anteriormente, es importante realizar la correcta limpieza y posterior desinfección de la vivienda. ¿Cómo limpiar y desinfectar las superficies de la casa? Pues, lo primero que debes saber, es que esa rutina debe ser con la mayor frecuencia posible, de ser necesario diariamente, y más si hay alguien que sale de casa todos los días o si hay alguien enfermo, allí se deben aumentar las medidas de higiene. En todo caso, antes de iniciar debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Lee detenidamente las instrucciones de uso del producto que usarás para comenzar a limpiar, de esa forma, no correrás ningún peligro al momento de utilizarlos, además, vas a obtener excelentes resultados.
  • Sigue absolutamente todas las recomendaciones que te muestran las instrucciones cuando lo estés aplicando, tales como, usar guantes, mascarillas quirúrgicas o ventilar el lugar.
  • Asegúrate de que el producto que usarás es ideal para lograr tu objetivo.
limpiar-y-desinfectar-mujer-con-guantes-desinfectando-superficie-de-la-casa-virus-insumosfirstpro.com

Desinfecta aquellas superficies que se tocan con mucha frecuencia

Dentro de una casa hay muchas superficies, sin embargo, hay unas que se tocan con más frecuencia que otras. Las más comunes son las manijas de las puertas, los interruptores de la luz, las mesas, las sillas, las manijas de la cocina, los pasamanos de las escaleras, los grifos, los inodoros, teléfonos, tablets, control remoto y otros objetos.

Todas estas superficies pueden contener gérmenes que, sin duda, ocasionarán el contagio de infecciones y enfermedades. Así que, son unas de las que más cuidados deben tener.

Productos que se pueden utilizar para limpiar y desinfectar

Lo primero que se debe hacer para quitar toda la suciedad de cualquier superficie, es usar agua y jabón. Una vez finalizada esa limpieza, puedes proceder a utilizar algún producto desinfectante con alcohol en un 70% o, en su lugar, lejía. Es importante que sepas que no debes usar productos naturales como el vinagre, ya que no es muy recomendado por los expertos. En el caso de que decidas utilizar la lejía, es aconsejable que sea una solución diluida de uso cosmético.

Cómo desinfectar una superficie

Si ya aplicaste algún producto de limpieza, es muy importante que no la remuevas tan rápidamente. Algunas de estas soluciones, necesitan de un lapso de tiempo determinado para que puedan hacer el efecto que se desea, así que, tendrás que dejarlo varios minutos.

Igualmente, es necesario volver a recordar que se debe leer con mucho cuidado las instrucciones de uso del producto antes de poder aplicarlo, ya que, en todas las superficies no tendrá el mismo efecto. Evita que algunos aparatos se puedan dañar con el producto equivocado.

Cómo limpiar y desinfectar el hogar si hay alguien enfermo

Cuando tenemos a alguien en casa con alguna enfermedad, las medidas de higiene se deben duplicar, en este caso, debemos ser más estrictos, de lo contrario, podemos ocasionar que la enfermedad empeore y que hasta termine contagiando al resto de los que habitan en la casa. Por ello, debes limpiar de la siguiente forma:

  • Usa guantes desechables: también los reutilizables te servirán, así evitarás que los gérmenes puedan quedar en tus manos.
  • Usa una mascarilla: así, corres menos riesgos de contagiarte por el ambiente o que algunos olores penetrantes puedan afectar tus vías respiratorias.
  • Limpia todas las superficies: las que más se tocan limpialas con agua y jabón. Desinfecta al terminar.
  • Lávate las manos: mientras estés en la rutina de limpieza, de vez en cuando quítate los guantes para lavarte las manos con agua y jabón, sécalas luego muy bien y vuelve a colocarte los guantes.
  • Limpia y desinfecta la habitación de la persona enferma: esta es una de las estancias en las que más cuidados se debe tener, por ello, al momento de limpiarla, es recomendable darle la ventilación adecuada con el fin de que el virus se pueda salir.

Protección para la persona que hará la limpieza

Algunos productos de limpieza, pueden contener químicos demasiado fuertes o tóxicos, por esta razón, será necesario que la persona que realizará la higiene del lugar, pueda tomar las medidas necesarias para evitar correr riesgos:

  • Usa un protector para la piel y para los ojos en caso de salpicaduras.
  • Asegúrate de ventilar las habitaciones que son muy cerradas, ya que algunas substancias pueden tener olores demasiado fuertes que no puedas soportar.
  • Usa solamente la cantidad de limpiador recomendada en la etiqueta, no te excedas.
  • El agua que uses para diluir cualquier químico debe estar al natural, a menos que en las instrucciones te diga lo contrario.
  • Evita mezclar varias substancias químicas, esto podría generar una reacción adversa.
  • Una vez que hayas terminado con el aseo de la casa, almacena de forma segura los productos y diluyentes que te hayan sobrado y manteniéndolo fuera del alcance de los niños y mascotas.
  • Si vives con una persona que está enferma, limpia muy bien y a profundidad tanto su dormitorio como su cuarto de baño.

Conclusión

Para lograr que la casa completa quede libre de virus y bacterias, es necesario que saques todos los objetos y muebles de la estancia específica, luego de limpiar el espacio completo, continua limpiando cada uno de esos objetos de manera individual para luego ubicarlos en su lugar. Así podrás asegurarte de que todo quede aseado. Por supuesto, no puedes olvidar utilizar una protección para el momento en que estés limpiando.